Letra de Quema – Juancho Marqués

23 Nov

De casualidad apareció esta canción por Spotify y vi que Juancho Marqués era el mismo artista detrás de otra buena letra en una colaboración con La MODA. Dejo vídeo de la canción Quema y también la letra. Suena genial y me da la sensación que tiene otras muy buenas canciones.

 

Letra de Quema – Juancho Marqués

Apuntaba con pistola pero llevaba una rosa
en la mano, detrás de la espalda.
Afrontaba todo diciendo “qué más da”
con los dedos cruzados y en guardia.
Con más recuerdos que proyectos de futuro
empezó a escribir las cosillas pendientes.
No ponía la mano en la baldosa
porque la huella la dejaba en la gente.
Se guarda los problemas para casa
no es de confiar en nadie pero aprieta cuando abraza.
Mil doscientas conversaciones pendientes
y una máscara gigante oculta todo lo que le pasa.
Se acuerda de los suyos, es alguien mental
no ha conocido otra forma de rezar.
Les habla cada vez que se quiere matar
incluso le llegaba a funcionar.
Y una lágrima en la arena cayó el día que se fueron.
Era el de la buena cara para los demás.
Ahora se encuentra con ellos en los sueños
les abraza y están fríos, despierta en el suelo.

Después sale a la calle como si ná.
No lo evade como los demás,
Nunca ha sido como los demás.
Esperando ver amanecer.
Después sale a la calle como si ná.
No lo evade como los demás,
nunca ha sido como los demás.
Esperando ver amanecer.
Después sale a la calle como si ná.

[María José Llergo]
No quieras medir mi rumbo
mi destino es el que mandan mis estrellas.
No quieras herirme siempre
los cuchillos no se clavan en mi arena.
Y sé, que sólo el tiempo entiende mi loquera
que el dolor en mi fragua, ¡quema!
De momento quema.

Seamos breves, 2018

31 Dic

Es raro definir este año, incluso encontrarle título. Hace unos días escribí que si tuviese que comparar este año con una serie, diría que el piloto prometía, el desarrollo fue a menos y la season finale lamentable, digna de “todo mal”. Evidentemente, dentro de un contexto donde no ha pasado nada terrible; nunca hay que perder la perspectiva.

Simplemente he llegado al final de 2018 a rastras, magullado, cansado y mentalmente superado. Hay veces que hechos graves son los que te sacan del camino, en otras, simplemente es la consecución de derrotas en las pequeñas cosas las que terminan pasando factura. Este año han sido las segundas.

Ha habido viajes (pocos, cuenta pendiente para el año que viene), Dublín de los primeros y conociendo a gente que vale muchísimo la pena. También por Salamanca, Sevilla, Madrid, Isla Cristina y Cadalso. Y cómo no, Tánger pero por trabajo.

He visto un buen puñado de series y películas en 2018. Y me he quedado en 11 libros, algunos me han atrapado mucho y le robé horas al sueño. Para el año que viene, espero leer un poquito más.

A ratos ha sido un buen año, que simplemente ha ido enturbiándose poco a poco por pequeños tropezones. El trabajo ha sido duro, mucho, demasiado; llegando a pasar una factura mental desorbitada. Que entre la multitud haya gente maravillosa es lo que ha hecho que merezca la pena seguir con el día a día.

Físicamente, cuando las lesiones me han respetado, he estado genial y realmente satisfecho (¡un chaval, vamos!). Acabo el año de aquella manera con achaques que minan poco a poco, veremos qué dicta el año que viene, de momento trataré de recuperarme.

Y por lo demás, bueno, la vida. Tumblr ha servido para desahogarme, escribir cosas bonitas y bueno, intentar aceptar que no soy suficiente en varias cosas, por muy doloroso que sea.

Creo que en estas vacaciones y final de año, además de descansar y coger fuerzas, he llegado a intuir cómo va a ser el 2019. Luchar por volver a tener el control, divertirme y reflexionar cara al 2020. Muchas cosas deben cambiar. Besos y abrazos.

Visto y leído en lo que va de año

9 Ago

Salgo del letargo para dejar por aquí lo que llevo visto y leído en 2018, o al menos, de lo que me acuerdo.

Libros:

  1. Everyone’s a aliebn when ur a aliebn too (8)
  2. El amor no es nada del otro mundo (7.5)
  3. El dios asesinado en el servicio de caballeros (7.5)
  4. Crímenes exquisitos (9.5)
  5. El símbolo perdido (5)
  6. El canto del cuco (6)
  7. Cicatriz (8.5)
  8. El rencor de la montaña insomne (6)

 

Series:

  1. The end of the fucking world (7.5)
  2. Altered Carbon (9)
  3. Tabula rasa (10)
  4. 3% – 2ª temporada (6.5)
  5. The rain (7)
  6. Lost in space (8)
  7. Safe (7.5)
  8. La casa de papel (8)
  9. El bosque (8.5)
  10. Merlí (10)
  11. The Sinner (9)

 

Películas (todas de Netflix menos It):

  • El ritual (4)
  • Kiki, el amor se hace (6.5)
  • Feliz aniversario (7)
  • La primera vez que nos vimos (7.5)
  • Cómo deshacerte de tu jefe (7)
  • Y nadie más que tú (8.5)
  • Extinción (6.5)
  • Hija de su padre (5)
  • Mr. Roosevelt (6.5)
  • It (6)

Tranquilo 2017

31 Dic

Después de un año donde me independicé, me compré un coche y me fui de vacaciones a Japón, estaba claro que tocaba un año de tranquilidad y transición. Aún así, ha habido nueva mudanza a un piso un poco más grande y céntrico que ayudaba a cosas como ir a clases de francés (ojo futuro, a ver dónde acaba esto). Y ya puestos a volver a hacer cosas, el regreso a un equipo de baloncesto Legendario para matar el gusanillo de competir.

Evidentemente no ha sido un año de grandes viajes, pero he disfrutado muy mucho de los que hubo: Oporto (me encantó la ciudad), Setúbal (desconexión total, playita y cervezas) y Málaga y el Caminito del Rey (muy recomendable y los pueblos de alrededor preciosos). También ha habido visitas a Sevilla a ver a Compo, a Valladolid a comer crepes, Salamanca, Trujillo, Jerte, Valverde y Gata. Me queda pendiente un año más el ir a Madrid, aunque a este ritmo será Marsella…

He leído libros que me han encantado y he visto no pocas series (resumen de libros y series de 2017). He visto alguna obra de teatro y salvo en los últimos meses del año, he hecho menos deporte del que me gustaría.

Tengo pendientes unos cuantos post en el blog (cada vez más abandonado), alguna cosa bonita escrita por Tumblr (musas…) y algunas cosillas que intentaré ir cerrando este año próximo.

Resumen breve para un año más que, realmente, no ha sido malo y del que no salgo con la sensación de querer darle una patada. Muchos besos y abrazos para todos y que tengáis un feliz 2018.