Ya no hay borradores

6 Jul

Mira satisfecho las entrañas del blog. Ya no queda ni un solo borrador. Con el paso del tiempo los más viejos fueron publicados. Otros, se mezclaron con no demasiada habilidad, para que por fin vieran la luz. El último que quedaba se borró hoy porque ya no tenía mucho sentido. Entonces… ¿se ha quedado vacío? No. En su cabeza resuena de vez en cuando lo que querría escribir y no puede, o mejor dicho, no quiere. Quizás ya no sea el momento, o es que ése no llegó aún. A lo mejor está confuso. Quizás ya no sirve de mucho, ni siquiera como desahogo. Piensa en los que pudo escribir y no hizo.

A veces por la felicidad, o porque el viento pega de cara, nos olvidamos de escribir. Curiosamente, es cuando echamos en falta aquello, cuando las teclas o el boli parecen tener vida propia.

No, no queda ni un solo borrador en el blog. Pero sí unos cuantos en su cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *