Cómo hacer más usable Ubuntu 11.10 con Unity

3 Ene

El año pasado se organizó un buen revuelo cuando los chicos de Ubuntu dejaron patente que Unity sería el escritorio por defecto en detrimento de Gnome. Y la “bronca” creció por las prisas por hacer estable un escritorio que promete mucho pero que no ha tenido tiempo de madurar. Por eso mucha gente que instala Ubuntu 11.10 (en el que ya viene Unity), acaba quitándolo tras mentar a la familia de la gente que lo programó. Pero si se le da una oportunidad, se puede convertir en un compañero muy potente. Hoy os comentaré 3 sencillos consejos para que la experiencia sea más placentera.

1. Cómo anclar el menú de Unity en la barra lateral

Cuando trabajamos con múltiples aplicaciones y no estamos acostumbrados a cambiar de ventana mediante los accesos directos del teclado, usar el menú lateral de Unity se puede convertir en una auténtica pesadilla. El que se oculte automáticamente hace que muchas veces pulsemos donde no queramos. Por ello, lo mejor que podemos hacer es descargar el Administrador de Opciones CompizConfig, y una vez dentro, en la sección Escritorio -> Ubuntu Unity Plugin indicar que no se oculte, o si lo hace, escoger cada cuánto tiempo debe hacerlo. Además, es posible poner el menú de Unity en otros lugares de la pantalla.

 

2. Modificar los accesos directos y opciones con Compiz

Si habéis instalado ya el Administrador de Opciones CompizConfig, os habréis dado cuenta de la gran cantidad de cosas que se pueden controlar. Desde los atajos de teclado de Unity, al comportamiento de ventanas (que el menú aparezca dentro de los programas y no en la parte superior), focos (cómo gestionar ventanas en segundo plano), aplicaciones… Merece la pena perder el tiempo y toquetear (procurando no romper nada), para poder sacarle el máximo partido al sistema.

 

3. Menú de acceso rápido a las aplicaciones (menú de inicio)

No hay nada peor y menos usable en Unity, que el buscador de aplicaciones. Y no porque sea malo, sino porque simplemente no hay otra forma de llegar rápido a una aplicación: hay que pulsar el icono y con teclado poner el nombre del programa. Esto es algo tedioso y horrible, máxime si estamos acostumbrados a KDE, Gnome o el menú de Windows. ¿Cómo evitarlo? Pues instalando el ClassicMenu Indicator, del que podréis bajar el .deb en la  sección de descargas de la página del autor ( http://www.florian-diesch.de/software/classicmenu-indicator/ ) o directamente desde aquí. Una vez reiniciéis el sistema, en el menú superior aparecerá el logo de Ubuntu y tras pulsar sobre él se desplegará el clásico menú de aplicaciones, pudiendo olvidarnos del horrible sistema de Unity.

¡Espero que os haya sido de utilidad!