El presidente de Irán y el Holocausto judío

22 Nov

Muchas veces hemos podido ver en TV cómo se atiza al presidente de Irán por negar la existencia del Holocausto judío, algo inconcebible para la inmensa mayoría del planeta. Hoy, recibí un mail que contenía un enlace a una entrevista al presidente de Irán, Ahmadineyad, donde él se explicaba. Es la primera vez que veo su razonamiento, ya que normalmente, pongas el canal que pongas, la coletilla suele ser “el presidente que niega el holocausto”, además de otra serie de connotaciones negativas que añaden más animadversión hacia su persona. Curiosamente, nunca he visto que le dedicaran ni un minuto (comparativamente ni se acerca al tiempo dedicado en su contra) a publicar su razonamiento, porque lo creáis o no, lo tiene. Y puedes estar o no de acuerdo, pensar que está loco, o creer que está en lo correcto, pero expone sus razones; y sonríe dejando entrever que está jugando. ¿Acaso el fondo de todo es negar el Holocausto? ¿O quizás evitar que bajo la “potestad” que da haberlo sufrido, los judíos puedan masacrar palestinos?

Hay multitud de cosas con las que no estoy de acuerdo con este hombre y me parece terrible (homofobia, pena de muerte…). Pero, de lo que dice en el vídeo, estoy de acuerdo en otras. Quizás te sorprendas al descubrir algunas cosas. Para empezar, que tiene estudios y no es un simple forofo religioso más. Que tiene lo suyo, pero hay cosas en las que quizás tenga razón. Y que a lo mejor, todos debemos meditar un poco sobre quiénes son los buenos y los malos. O lo principal, ¿hasta qué punto el que los medios no muestren toda la información, puede manipular nuestra opinión?

Ni tan buenos, ni tan malos. Dicho lo cual, asco de religiones, cuyas absurdas interpretaciones generan fanáticos en varios bandos, que con la bandera de la “verdad”, masacran y matan. ¿Cuánto habríamos avanzado sin ellas? El confort de una vida después de la muerte no debe servir de excusa para cometer atrocidades. Y ojo, que yo no defiendo al presidente de Irán respecto a su forma de ser ni de pensar, ni de lejos. Ahora, eso no quita para que pueda estar de acuerdo en algo de lo que dice.

Sin más, el vídeo: