Frases de “El temor de un hombre sabio”

16 Ene

Citas y fragmentos de “El temor de un hombre sabio”.

 

Creo que las cosas siempre van mal de un modo u otro —declaró—. Quizá sea que solo nosotros, los mayores, nos damos cuenta.

 

Tienes una piedra en el corazón, y hay días en que pesa tanto que no se puede hacer nada.

 

Cuando sabes que la culpa es solo tuya es mucho peor, ¿verdad?

 

En su Teofanía , Teccam habla de los secretos y los llama «tesoros dolorosos de la mente». Explica que lo que la mayoría de la gente considera secretos no lo son en realidad. Los misterios, por ejemplo, no son secretos. Tampoco lo son los hechos poco conocidos ni las verdades olvidadas. Un secreto, explica Teccam, es un conocimiento cierto activamente ocultado. Los filósofos llevan siglos cuestionando su definición. Señalan los problemas lógicos, las lagunas, las excepciones. Pero en todo este tiempo ninguno ha conseguido presentar una definición mejor. Quizá eso nos aporte más información que todas las objeciones juntas.

En un capítulo posterior, menos conocido y menos discutido, Teccam expone que existen dos tipos de secretos. Hay secretos de la boca y secretos del corazón. La mayoría de los secretos son secretos de la boca. Chismes compartidos y pequeños escándalos susurrados. Esos secretos ansian liberarse por el mundo. Un secreto de la boca es como una china metida en la bota. Al principio apenas la notas. Luego se vuelve molesta, y al final, insoportable. Los secretos de la boca crecen cuanto más los guardas, y se hinchan hasta presionar contra tus labios. Luchan para que los liberes. Los secretos del corazón son diferentes. Son íntimos y dolorosos, y queremos, ante todo, escondérselos al mundo. No se hinchan ni presionan buscando una salida. Moran en el corazón, y cuanto más se los guarda, más pesados se vuelven. Teccam sostiene que es mejor tener la boca llena de veneno que un secreto del corazón. Cualquier idiota sabe escupir el veneno, dice, pero nosotros guardamos esos tesoros dolorosos. Tragamos para contenerlos que los contiene.

Los filósofos modernos desprecian a Teccam, pero son buitres picoteando los huesos de un gigante. Cuestionad cuanto queráis: Teccam entendía la forma del mundo.

 

Demasiados pensamientos, mi kvothe, sabes demasiado para ser feliz.

 

—Ya lo dijo Teccam: no hay hombre valiente que nunca haya caminado cien kilómetros. Si quieres saber quién eres, camina hasta que no haya nadie que sepa tu nombre. Viajar nos pone en nuestro sitio, nos enseña más que ningún maestro, es amargo como una medicina, cruel como un espejo. Un largo tramo de camino te enseñará más sobre ti mismo que cien años de silenciosa introspección.

Frases de “Hijos del dios binario”

15 Ene

Citas y fragmentos de “Hijos del dios binario”.

Ya le he dicho cómo vivo, tengo poco por lo que preocuparme… Cuando no tienen nada que quitarte, eres verdaderamente libre. Y entonces comprendes que la libertad tiene un lado amargo, un hombre no puede vivir sin cargas ni preocupaciones, sin lastres que lo aten al suelo…Necesitamos volar, pero no perdernos en el vacío. Es por eso que la muerte no resulta una perspectiva tan desagradable cuando te haces viejo y ya no queda nadie.

Esas pequeñas perlas

18 Ene

Va por delante que me gusta Maldita Nerea y que es de los pocos grupos a los que he ido a ver en concierto. Quizás sea por el halo especial que tienen, la filosofía que desprenden y esos detalles que van dejando por donde pasan. Me encantó pasarme por su blog y poder leer unas geniales entradas sobre aquello que queremos conseguir en nuestra vida y los impedimentos que vamos encontrando.

Aunque dejo aquí un pequeño extracto, lo mejor es que veáis la primera y segunda parte en su blog si disponéis de unos minutos.

Nuestro destino debe quedar determinado principalmente por nuestros actos, no por nuestras palabras. Y para actuar tienes que tener muy claro lo que quieres y cómo quieres hacerlo, y no puedes incurrir en el error de pensar que dependes de cosas que no puedes controlar, como el tiempo, terceras personas o cualquier otro tipo de circunstancia que exceda a tu control. Si piensas eso es que algo falla, créeme. Recuerda que todo es mucho más fácil de lo que parece, pero que es bastante probable que alguien lo esté complicando todo sin que seas consciente de ello. Muy probable. Como también lo es que quien lo complica todo sea precisamente quien ahora lee estas líneas.

Insisto, si comprendes esto, todo cambiará. Te lo aseguro.

 

Cuando vuelves a ver a esa persona que fue tan especial para ti

6 Jun

Un fragmento de otro gran preludio de una canción de Ismael Serrano:

Quizá les haya pasado en alguna ocasión. Quizá, alguna vez, caminando por la calle les pareció ver entre el tumulto de la gente a una persona a la que amaron hace mucho tiempo. Apenas fue un instante, un breve destello de luz, el suficiente como para dejar una quemadura en la retina y en el alma. El suficiente como para dejarte paralizado en mitad de la acera sintiéndote al contracorriente de todo, sin saber muy bien qué hacer o qué decir.

Se le llena a uno la cabeza de recuerdos y el caso es que no estás seguro de que se trate de esa persona. Primero, porque como digo, fue un breve instante, y segundo porque hace tanto tiempo desde la última vez que os visteis que… Todos hemos cambiado en este tiempo. Y tú también aunque te niegues a reconocerlo. Y está bien que así sea.

El caso es que uno queda dudando en mitad de la acera, pensando si no será que uno confunde la realidad con el deseo. Quiero decir que quizá sí se trate de esa persona, pero a lo mejor no. A lo mejor uno la desea tanto que la inventa entre la gente. Desapareciendo y apareciendo, apareciendo y desapareciendo. Y no digo que quedara algo urgente por decir, algo pendiente… Quizá no sea eso, quizá sea sólo un deseo inconsciente, y uno sólo quiere encontrarse con ella para decirle cualquier tontería. Quizá para recuperar un retazo de aquellos tiempos en los que éramos eternos e invulnerables. Quizá sólo para decir “¿Qué ha sido de ti en todo este tiempo?” “¿Qué fue de nosotros?” “¿Qué ha sido de mí?”

La escritura

5 Jun

Es muy importante conseguir superar las barreras que nos inmovilizan, ¿lo sabías? Has aprendido a leer, a escribir… La escritura es magia, ¿nunca lo has sentido así?

Cuando empecé a escribir, descubrí que estaba haciendo algo más que contar una historia. La escritura es un arma. Y es más poderosa de lo que jamás podrá ser un puño…

Nach.