Cómo arreglar la economía del país

23 Ago

Hoy se comentaba una posible congelación salarial para los funcionarios, al menos durante el año 2010. Muchos aplauden la medida, porque  creen que ayudará a solucionar la crisis. Y no estaría bien que además…

  • Los políticos cobraran menos, ya que entre dietas y complementos abusivos, ganan un pastón. Y que se congelen el sueldo tras subírselo unos meses antes es, cuanto menos, vergonzoso y poco útil.
  • Se suprimiesen la mayoría de cargos de las comunidades autónomas, y se adoptara un modelo centralizado.
  • Que como España es aconfesional (aunque no lo parezca), las ayudas a la religión se eliminen; porque su Dios no parece acordarse de los pobres, y su representante en la Tierra es el diablo.
  • Se persiguiese a todos aquellos que trampean las declaraciones de Hacienda, por muy importantes que sean. Y lo mismo para los que están en el paro pero hacen trabajos y cobran en negro.
  • Se supriman los ministerios que no sirven de nada, como el Ministerio feminista (conocido como Ministerio de Igualdad), cuya mejor medida ha sido ponerle falda a los muñecos de los semáforos.
  • Que los bancos devuelvan las ayudas que se les dio en la crisis. A ver si ahora hay que pagar las cagadas de gente que cobra un pastizal por hacer mal su trabajo.

Con todo lo anterior, como mínimo, se reducía la deuda pública. Pero claro, en todo lo citado, hay demasiados puestos que ocupan políticos. Esos que están violando a la democracia, porque ya conocen todos los resquicios legales para salir impunes. Esos, que dirigen el país… hacia su propio beneficio.