Tenemos dos grandes amores

19 Oct

Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores: uno con el que te casas o vives para siempre, puede que el padre o la madre de tus hijos… Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella…

Y dicen que hay un segundo gran amor, una persona que perderéis siempre. Alguien con quien naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan a la razón y os impedirán, siempre, alcanzar un final feliz. Hasta que cierto día dejaréis de intentarlo… Os rendiréis y buscaréis a esa otra persona que acabaréis encontrando.

Pero os aseguro que no pasaréis una sola noche, sin necesitar otro beso suyo, o tan siquiera discutir una vez más… Todos sabéis de qué estoy hablando, porque mientras estabais leyendo esto, os ha venido su nombre a la cabeza.

Os librareis de él o de ella, dejaréis de sufrir, conseguiréis encontrar la paz (le sustituiréis por la calma), pero os aseguro que no pasará un día en que deseéis que estuviera aquí para perturbaros. Porque, a veces; se desprende más energía discutiendo con alguien a quien amas, que haciendo el amor con alguien a quien aprecias.

Paulo Coelho

Anteponer lo equivocado

12 Oct

Hace unos días me encontré el siguiente texto en Tumblr. Por su forma de expresarlo y por ser algo que seguro le pasó a más de uno alguna vez, llega muy dentro. Desconozco el autor original, aunque podría ser… cualquiera.

Por favor chicas/os lean esto hasta el final. Soy el típico chico al que le gustan las chicas de grandes pechos y lindo cuerpos. Me fijo en lo físico. Un día un compañero de clase me dijo “oye un amiga mía te encuentra lindo” me lo dijo por Facebook, me dio el de ella. La agregué. Para mi sorpresa era una chica de mi escuela que siempre me la encontraba. Siempre pensé “está loca”. No era de mi gusto para nada, era gordita y no era muy atractiva. Bueno si lo era pero no era de mi gusto.

Comenzamos a hablar, era divertida, y graciosa. Hablábamos más por chat… Un día me la topé de frente y solo nos saludamos. A la semana me atreví a preguntarle si yo le gustaba. Ella me respondió que sí… no me interesaba y le mentí “te daré una oportunidad” lo hablaremos. Ese mismo día una chica hermosa, delgada muy linda… me dijo que le gustaba, estuvimos juntos. Al poco tiempo comenzamos a salir. Mientras que a la chica de mi escuela aún le mantenía la ilusión. Un día ella me vio con “mi novia” (la chica hermosa) yo le dije que de verdad no la quería lastimar, pero que ya estaba saliendo con otra persona. Ella entristeció. Y se marchó… no hablamos por semanas. Un día viernes, encontré a mi novia con otro chico. Fue extraño, entonces volví a casa… vi a la chica de mi escuela conectada, le hablé… con 0 esperanzas de que me respondiera… pero para mi sorpresa… respondió “hola niño, ¿cómo estás?” Con la misma alegría de siempre. Los días pasaban y no había día en que no le hablara. Aunque solo fueran por estupideces… ella respondía paciente y tierna. Pasaron varias semanas y un día, le pregunté “¿aún me quieres?” ella respondió “¿de qué forma?” “¿aún te gusto?” pregunté insistiendo. Ella se demoró en responder. En su muro había publicaciones seguidas de un chico. Hasta que ella me lo confirmó, “estoy saliendo con alguien” sentí un vacío muy grande… no entendía mucho por qué… pero dolía… “ah… ” Respondí… No pude escribir nada más. ¿Esto habrá sentido ella cuando yo la rechacé?

Solo nos saludábamos, nunca hablábamos en persona. Hasta un día en que me atreví a acercarme a ella, estuvimos conversando largo rato. Cuando nos íbamos a casa iba ella, un amigo mío y yo, tomé su mano… El roce de su mano con la mía… Me causó una extraña sensación. Sentí ganas de no volver a soltarla nunca más. Ella llevaba 5 meses de relación. Se veía feliz… mientras yo solo quería abrazarla… lo hice. Mis deseos incontrolables… de no querer soltarla, se denotaban en mis manos temblorosas. Quedamos de acuerdo de salir otro día… y así fue, tome su mano de nuevo… Había más cercanía. Ella sonreía y bajaba la vista… entonces entendí. Me enamoré de ella… No me importa su físico, solo no quería separarme de ella nunca más…

Ella ahora lleva 9 meses de relación, yo he estado con muchas chicas… pero sigo enamorado de ella. De vez en cuando, solo cuando ella me lo permite. La visito. Ella no sabe lo que siento. Jamás lo sabrá… se casará dentro de poco. Pero no puedo evitar eso, quiero su felicidad… aunque sea lejos de mí. Está enamorada de otro… pero no de mí. Perdió la posibilidad de que ese amor sea mío. He besado muchos labios, imaginando como sería rozar los de ella, he dormido con muchas mujeres, imaginando su cálido cuerpo al lado mío… Pero ya no será. Nunca. Ella no me pertenece, ella no me quiere a mí…. Si leíste hasta el final no pierdas a la persona que está a tu lado, menos por su físico. Amale por lo que es, su astucia, su ternura, su valentía…. Sus defectos y virtudes. Amale todos los días, y si se acaba demuéstrale que luchaste hasta el final por ella/el. Yo perdí a esa mujer… yo perdí a mi primer amor… no lo pierdas tú.

De medias naranjas

1 Sep

La mayoría de las personas, muchas veces sin tan siquiera darnos cuenta, pasamos gran parte de nuestra vida buscando a nuestra media naranja. Esa otra persona que nos complemente, haga felices y mejores.

Una persona con la que cada vez que nos fundamos en un abrazo, podamos decir: “casa”. A la que poder colocar el pelo tras su oreja mientras le susurramos algo bonito al oído. A la que podamos mirar a los ojos y ver en ellos reflejado todo lo que es, atravesando ropas y maquillajes. Esa otra persona con la que al juntarnos no formemos una pareja, sino un nosotros.

No necesariamente debe ser parecida a nosotros. Precisamente la mezcla de contrastes es lo que nos hará mejores y nos permitirá descubrir cosas que antes no hubiésemos apreciado. Formas diferentes de entender las mismas situaciones. El contraste de alguien extrovertido con alguien más cerrado y reservado. Una alegría exhuberante mezclada con tonos de grises. Lo alto con lo bajo. Un especialista en miradas con un experto en susurros. La delicadeza en detalles con lo tosco en gestos. Precisamente esos matices son los que fortalecen todo. Aunque evidentemente, siempre se comparta algo, como mínimo, el sentimiento de ser querido y apreciado.

Curiosamente muchos encuentran en la soledad la solución a los problemas de corazón. ¿Por qué?

Es más fácil estar solo, porque ¿y si te das cuenta de que necesitas amor y no lo tienes? ¿Y si te gusta y dependes de él? ¿Y si construyes tu vida entorno a él y luego todo se desmorona? ¿Se puede sobrevivir a ese dolor? Perder el amor es como sufrir daños en un órgano. Es como morir. La única diferencia es que la muerte acaba, esto, puede continuar para siempre.

Anatomía de Gray

Pero nadie, ni el más duro y solitario, está a salvo del amor o encontrarse un día de frente con una persona que le paralice por un instante. De percatarse un día de que su vida lineal y tranquila comienza a tener altibajos. De pasar del amor al odio y vivecersa treinta veces a la semana. De perder el control. De darse cuenta que por una vez no piensa en él primero, sino en otra persona. De desear lo mejor de corazón. Al final a todo el mundo le pasa. Al menos una vez.

Todos tenemos derecho a un amor especial en la vida, sea de la forma que sea. Suceda o no. Pero que cale el corazón para siempre.

If you can love someone with your whole heart, even one person, then there’s salvation in life. Even if you can’t get together with that person.

Haruki Murakami

Paris Je t’aime

4 May

“Hay momentos en los que la vida exige un cambio. Una transición, como las estaciones. La primavera fue maravillosa, pero el verano ya acabó. Desperdiciamos el otoño, y ahora de repente hace frío. Tanto que todo se congela. Nuestro amor se duerme y la nieve lo toma por sorpresa. Pero si te quedas dormida en la nieve no sientes llegar… la muerte”

 

No es, ni mucho menos, nuevo; pero lo vi hoy en Twitter. Fantástico este pequeño fragmento de la película Paris je t’aime (formada por cortometrajes).

De canciones que reencuentras

3 Abr

Canciones de amor hay muchas, y en temas de rap más, pero aparte de coincidir con “mi prima” hace ya meses que “Yo creo“, de SFDK está muy bien (la mejor…), siempre tuve en mi memoria que había escuchado una vez otra canción que merecía la pena. El problema es que se fue hace mucho en un formateo desafortunado de mi MP3, y no ha sido hasta hace unos días que de casualidad volvió a aparecer entre el mar de YouTube. Mola Nach, y qué ganitas de escuchar “Mejor que el silencio”, que saldrá el 12 de Abril de este mes…