Retales de Tumblr

5 Oct

Porque me dediqué a sofocar el incendio de la manera más cobarde, bebiendo para olvidar, ¿pero sabes qué pasa cuando al fuego le echas alcohol? Imagina las ruinas que quedan donde allí un día hubo un corazón.

 

Lo único que sé es que se me ha roto algo hace meses y este otoño que ahora empieza, a mí me llegó en verano; solo quiero que el invierno me congele para siempre el maldito corazón, si es que a lo que queda se le puede llamar así.

 

Siempre he sido solitario pero cariñoso. He sabido gestionar el estar sin pareja la mayor parte del tiempo sin problema alguno. Sin embargo, después de haber estado juntos y ahora volver al punto de inicio, no sé cómo llevarlo. No sé cómo apagar la inmensa necesidad de dar y recibir amor. De volver a mis pequeñas cosas, a mis rincones. De olvidar una vida juntos. De tener de nuevo una piedra por corazón.

Creo que ni siquiera el frío invierno apagará las llamas de este infierno llamado ahora corazón.

 

¿Sabes? A veces la respuesta a determinadas cosas es simple. Ayer lo vi claro viendo una película y unas horas más tarde leyendo un libro. Los hay que somos un puto desastre en el amor, en el gestionar las relaciones, nuestros sentimientos y los de los demás. Todo el mundo es un desastre en algo, mi especialidad es ésta. Ésta y echar de menos a la gente a destiempo durante meses, sin poder pensar en nadie más, cuando de nada vale.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *