Retales de heridas

19 Oct

Ando algo ocupado últimamente y no he podido escribir por aquí todo lo que querría, las palabras que me vienen con facilidad. De entre retales de cosas que he leído, me quedo con estos dos:

Muchas veces, las heridas son el único recuerdo que nos queda de alguien y quizá sea esa la razón por la cual decidí no cerrarla nunca.

 

Nos vemos cuando el destino tenga ganas de juntarnos, mientras cuídate y sé feliz.

 

Esto es una mezcla de momentos y personas. Y que el otoño se va acercando, ¿no lo sentís bien dentro de vosotros en cada tarde de domingo? ¿En los abrazos que añoráis o en las heridas que no queréis terminar de curar? Ojalá alguien os dé el calor que necesitéis para afrontar un invierno helado. Que alguien proporcione leña a vuestro corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *