Puede que suceda…

31 Oct

Puede que te suceda cuando quieras dormir y justo en el momento en que lo estés haciendo aparezcan. Pero también podría ser que en mitad de la noche los sueños se detuviesen y ellos salieran de entre las sombras. También podría ser en una lluviosa tarde de otoño o en un domingo apacible. Ellos no entienden de momentos adecuados y tú no los controlas: los remordimientos de conciencia.

¿A quién no le gustaría disponer de varios botones para controlarse a sí mismo? Que de repente se vive pensando en cosas del pasado, pulso el botón de “apagar recuerdos”. Que duele el amor, “apagar sentimientos”. Que es necesario dormir, “activar sueño”.

“No dejes que te maten tus recuerdos, ni que tu conciencia te lastime”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *