Premios Darwin 2010

28 Oct

(Ojo si eres sensible o no pillas la ironía, en este post, al igual que en la web oficial, se ridiculiza la muerte de gente que falleció cometiendo tremendas estupideces)

¡Ya están aquí los Premios Darwin 2010! Como viene siendo habitual, en la web oficial podemos ver quiénes son los merecedores de este peculiar evento. Debéis recordar que los Premios Darwin se conceden a aquellas personas que mueren cometiendo una tremenda estupidez, y que no han dejado descendencia alguna en el planeta, por lo que la selección natural continúa su curso, y la humanidad se beneficia de ello. ¿Qué tonterías se han cometido este año? Ahí van:

  • El discapacitado del ascensor: todo un clásico en YouTube. Este hombre en silla de ruedas, molesto porque no podía entrar en el ascensor, comenzó a embestir las puertas con su silla, hasta que rompió la puerta… y cayó por el agujero. El vídeo está aquí: http://www.youtube.com/watch?v=Ge9VfALthLI . El hombre murió en el hospital por el tremendo impacto. A día de hoy resulta imposible explicar por qué tuvo ese ataque de ira.
  • El doble premio Darwin: una pareja estaba conduciendo por la autopista, y como había mucha niebla, decidieron parar en mitad de la carretera, y de paso… meterse mano. Pero claro, no salieron de la carretera, por lo que un bonito trailer pasó por encima de ellos. Doble premio Darwin, ya que murieron dos personas, y encima mientras estaban “creando” descendencia.
  • El barril en llamas: dos colgaos de las carreras de coches, no tuvieron mejor idea que jugar con metanol. Pasaron el metanol de un barril a otro más grande, y se pusieron a hacer el idiota encima. Le prendieron fuego pensando que saldría como un cohete, pero acabó debajo de ellos, y la explosión fue tan grande que un cacho de barril apareció a unos 36 metros. Uno de ellos murió, y otro logró salvar la vida. ¿A ti se te ocurriría prender fuego a un barril con material inflamable? Pues a ellos les pareció divertido… ahora ya solo queda uno.
  • La vaquera: una de conducción extrema. Una chica que va en coche, decide intercambiar el asiento con su acompañante, y en vez de parar y hacerlo en una estación de servicio, lo hace en marcha; pero… ¡subiéndose al techo! Con la velocidad cayó al suelo y se mató con una barrera de seguridad. ¡Un aplauso ante su tremenda inteligencia! Su compañero se salvó de milagro (él no estaba en el techo), pero lo tendrá difícil para celebrar el Premio Darwin de su amiga, ya que fue detenido por la policía por conducir sin seguro y con el carnet caducado.
  • El empresario imprudente: imagina la gente que tira monedas a una fuente para pedir un deseo. Pues imagina ahora que lo hacen en una especie de montañita, que debajo tiene un cañón, El Gran Cañón de Colorado. Pues a nuestro amigo no se le ocurre otra cosa que coger y saltar con una bolsa, meter todas las monedas, y saltar de vuelta… pero no tuvo en cuenta que ahora su peso casi se había duplicado por culpa de las monedas, y la gravedad es implacable, así que… Caída libre y como puré. Premio Darwin para este gran empresario.
  • Nadando entre cocodrilos: un chico que está con sus amigos en África, y como tiene calor, decide bañarse en un lugar prohibido, repleto de cocodrilos e hipopótamos. No contento con hacerlo una vez, lo hace una segunda, y una tercera… Pero no más, porque estos apacibles animales se lo comieron enterito. Ni los consejos de sus amigos, ni los carteles, ni el sentido común sirvieron.
  • La valla eléctrica: harto de los robos de su barrio, un listo decide proteger su coche creando una pequeña valla eléctrica alrededor. Acaba, la conecta… pero se le olvida que la ha conectado, y al tratar de salir se achicharra él solito. Tremendo.

Hay alguno más, pero no confirmado (luego a saber si no es broma), y otro de un hombre de cierta edad tonteando con una peligrosa máquina que lanzaba proyectiles; pero estos eran los “mejores”. ¿Conoces algún caso merecedor de  estar en los Premio Darwin 2010?

4 thoughts on “Premios Darwin 2010

  1. A mí el que más me ha llamado la atención de todos los premios de la historia, es el de jugar a la ruleta rusa con una pistola de recarga automática, jajaj ¡¡Impresionante cómo se nos va la pinza aveces a los humanos!! xDDD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *