Pequeñas confesiones

19 Ene

Recientemente he visto un pequeño fragmento con “confesiones”, que se repite en multitud de blogs. Y ya que me estoy haciendo mayor, he pensado, ¿por qué no hacer yo lo mismo pero sin copiarlas? Muchas son en común, seguro que tú que las lees coincides en varias, pero eso, precisamente, es lo que las hace más especiales.

De entre todo lo que tengo para elegir, me apetece confesar que…

  • Guardo en un cuaderno los SMS que recibí hace 10 años, porque alguien me dijo que con el paso del tiempo agradecería leerlos de nuevo. También hojas de calendario de días de esos años que fueron importantes para mí.
  • También conservo un pequeño diario de cuando aún no sabía ni para qué me valdría, y las pocas veces que lo volví a leer me reía por las ocurrencias y pequeñeces de mis problemas.
  • Llamo “El cuaderno secreto del pequeño gran hombre” a un pequeño reducto de frases que leí y varias cosas más. “La libreta verde”, a lo que escribí en momentos oscuros, que me recuerda (sin necesidad de leerlo de nuevo), que siempre sale el Sol.
  • Necesito comprobar varias veces si he cerrado o apagado bien las cosas.
  • Me corto el pelo tanto porque me da pereza peinarme, y odio luchar contra los remolinos.
  • Tengo una figurita dedicada por una profesora hace 16 años; y me llena de orgullo tanto por lo que dice, como porque me dieron a elegir entre un juguete chulo o lo que parecía una simple figura, y elegí un recuerdo para siempre (pidiendo dedicatoria) aún siendo un crío.
  • Me encanta fantasear justo antes de dormir, y también pensar en qué tengo que hacer al día siguiente.
  • No recuerdo cuándo compré el colgante que llevo, solo sé que hasta hace no mucho, solo me lo ponía en los momentos complicados para recordar que al final siempre salí de ellos.
  • Me indigno con facilidad, pero no me doy tantos cabezazos contra la pared como digo (los vecinos lo agradecen).
  • Soy un maldito ñoño y me pierde el cariño de algunas personas. Aprecio más a la gente de lo que puede parecer.
  • Se me ha roto el corazón 3 veces y cuento 2 épocas especialmente negras. Por suerte, me quedo con lo mejor de muchos momentos que he vivido, y son bastantes.
  • Necesito un tiempo solo, escuchando música o paseando, con cierta frecuencia.
  • Paso más tiempo invisible que conectado en Gtalk.
  • Nado entre recuerdos puntuales buscando errores. Echo de menos a personas. Me duele quedarme con tan solo recuerdos de alguna, y no con ella en sí. Quiero y no puedo. Quiero.
  • El disco que más he escuchado es Sin Enchufe, de M-Clan.

4 thoughts on “Pequeñas confesiones

    • ¡Yo creo que es porque compartimos modelo de coche! 😀 Mi paranoia aumentó cuando descubrí que a veces no se cerraban bien las puertas.

      Aunque lo cierto es que me pasa también con la de casa, y con los grifos ^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *