Omar Khayyam

7 Ago

¿Temes lo que pueda traerte el mañana?
No te adhieras a nada,
no interrogues a los libros ni a tu prójimo,
ten confianza; de otro modo,
el infortunio no dejará de justificar tus aprehensiones.

No te preocupes por el ayer:
ha pasado…
No te preocupes por el mañana:
aún no llega…
Vive pues, sin nostalgia ni esperanza,
tu única posesión es el instante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *