Leyendo en varios lugares

27 Oct

Hoy terminé otro libro más. En esta ocasión era Kafka en la orilla, de Haruki Murakami; es el tercero suyo que leo y al menos me queda otro famoso suyo por devorar. He seguido sin tener mucho tiempo para escribir, pero como siempre, dejaré alguna reseña de éste y los demás que he ido leyendo en estas semanas. No son libros de los que puedas enmarcar frases bonitas, son, extraños/especiales.

—Cada uno de nosotros sigue perdiendo algo muy preciado —dice cuando el teléfono deja de sonar—. Oportunidades importantes, posibilidades, sentimientos que no podrán recuperarse jamás. Esto es parte de lo que significa estar vivo. Pero dentro de nuestra cabeza, porque creo que es ahí donde debe de estar, hay un pequeño cuarto donde vamos dejando todo esto en forma de recuerdos. Seguro que es algo parecido a las estanterías de esta biblioteca. Y nosotros, para localizar dónde se esconde algo de nuestro corazón, tenemos que ir haciendo siempre fichas catalográficas. Hay que limpiar, ventilar la habitación, cambiar el agua de los jarrones de flores. Dicho de otro modo, tú deberás vivir hasta el fin de tus días en tu propia biblioteca.

También he recordado muchas cosas. Y he leído algunas conversaciones de hace muchos meses y he sentido de nuevo. Leernos a nosotros mismos cuando habíamos escrito desde el corazón, es indescriptible. Espero que algún día sea capaz de volver a escribir bonito, alegre… Para mí y para alguien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *