Éste fue mi 2011

30 Dic

Siempre viene bien recordar cómo ha ido el año, y también echar un ojo atrás para ver qué tal fue en los anteriores: 20102009 y 2007 (el 2008 incomprensiblemente no está, ¿lo viví?).

Éste será el año de los viajes. Nunca he hecho tantos, y el listón ha quedado muy alto. En junio misteriosamente acabé en Londres con el bueno de Dochao, en plenos exámenes y de forma bastante improvisada. No mucho más allá, apenas un par de meses más tarde, un Madrid – Mallorca – Alicante espectacular, viendo un concierto de Maldita Nerea y a mi Campanilla particular (me sigue divirtiendo que tras tantos años pudiésemos compartir tantas horas y días de conversación seguidos). En septiembre tocó un Tallín – Helsinki – Kaunas para ver el Eurobásket 2011 en Lituania, donde España ganó acompañada del “tri-cornio” de la Guardia Civil. Y a finales de octubre fue el turno de la Riviera Maya, una semana en el paraíso, fruto de un viaje de formación de Intexmedia. Además, durante el año hubo tiempo para otras visitas a Madrid, Talavera, León, Moraleja, Medellín, Asturias, Robledillo de la Vera…

Como siempre también ha sido año de extremos. En el recuerdo queda lo que pasó en Marzo, tan injusto como inesperado, grabado a fuego está. Contrasta con otras alegrías y el nacimiento de un nuevo primo en la familia, así es la vida.

Del listado de cosas por hacer y por vivir he tachado una cantidad importante, aún quedan algunos objetivos que por tiempo y circunstancias no pudieron ser. Por otro lado, en la carrera avancé otro poquito, he estado un año más en el gimnasio (aún queda fuerza de voluntad), volví a jugar a baloncesto federado con un gran grupo (el trabajo y las victorias nos aguardan), sonreí más de lo que ensombrecí, y sobre todo, viví. Precisamente por ello resulta paradójico que el año acabe gris. Porque empecé con un nuevo proyecto en el trabajo y este mes me quedo en el paro (os echo de menos, compis). Porque hay consejos y principios que me salté, y me han llevado a lugares que duelen. Amistades que ya no hay, hubo o habrá. Quizá por lo brillante de otros momentos, ahora todo parece un poco más oscuro de lo que realmente es. Por suerte sigo oyendo “perspectiva”, y sonrío.

Aunque si hubiese que resumir, en mi cabeza hay un fragmento de una conversación bastante especial que tuvo lugar durante el año:

– Por cierto, felicidades.
– Yo: ¿? ¿Por sufrir?
– Bueno, más bien por vivir.  Empezaba a pensar que no lo harías nunca más.
– Yo: ??
– Te vas a cabrear, pero me gusta ver cómo te arriesgas. La vida sin estas cosas no es tan intensa y es más aburrida.

Supongo que este año se ha tratado de vivir todo lo posible, y repetir lemas. “Por encima de todo, haz las cosas que cuando pase un tiempo, te reprocharías no haber hecho”, “Si dudas, escoge lo que te haga más feliz” , “Sonríe”.

¿Para el 2012? Seguir buscando, seguir intentando… Seguir viviendo. Desde luego que no es poco.

Un abrazo a todos.

5 thoughts on “Éste fue mi 2011

  1. Pingback: Cosas que pasaron en mis 20 | Un lugar para conspirar

  2. La vida está hecha para ti.
    Deja a un lado las nubes, especialmente las que tú creas o te empeñas en no dejar volar. Disfruta del sol cuando luce, de la lluvia cuando caiga y de los rayos cuando nos alumbren. Sé tú mismo pero date la oportunidad de arriesgarte contigo mismo, de ser tu parte escondida y de mostrarla. Sigue creciendo. Lucha sin importar el premio o si no sirve para conseguirlo. Sal y la calle y grita: “MUNDO, TE PIENSO COMER, SÍ ¡Te voy a comer!”
    La suerte viene sola.

    Un abrazo, gazo.

  3. es complicado resumir el año en pocas palabras y que no nos quedemos nada en el tintero. si te sirve de algo, voy a mas allá, y esta muy bien arriesgar pero con el total convencimiento de que si sale mal, el golpe puede ser bastante fuerte, a veces es mejor parar a tiempo los impulsos, como todo el truco debe estar en saber encontrar el equilibrio.
    Elegiste proyecto a mediados de año poniendo a cambio la carrera, esta bien querer improvisar y si lo hiciste era porque te apetecía, ahí queda y bien hecho esta.
    Buenos viajes que te habrán aportado muchas cosas, que no decaiga y nos sigamos contando otro año mas….de to.

    Abrazo fuerte Crack.

    • Bueno, he estado muchos años metido en una coraza que me permitía sobrevivir sin pena ni gloria. A veces uno se la juega en muchos aspectos y no sale absolutamente nada en ninguno, lo que provoca ganas de poner otra vez una muralla entre uno mismo y el mundo. Nos pasa a muchos. Pero aparte de quejarnos, patalear, enfadarnos con el mundo y cerrarnos… lo volveremos a intentar. Porque lo llevamos dentro. Sabes que cada decisión tomada fue la correcta en esas circunstancias. Ya sabes por dónde voy, y tienes todo mi apoyo.

      Curioso año nos espera. Hace 2, escribí en un papel cómo estaría a finales de 2012, qué habría pasado, qué pasaría; se me ponen los pelos de punto al recordarlo, y ver cómo de un modo u otro todo ha tomando rumbo a lo pensado (ni bueno, ni malo).

      Sabes que te deseo lo mejor, y que nos seguiremos viendo y hablando como siempre. Más cerca que nunca. Un abrazo muy fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *