Descansa

10 Mar

De buen corazón, siempre alegre y sonriente. Aceptando los golpes que iba a dando la vida, mirando al frente pensando en positivo. Cuidando a la familia: madre, hermanos, sobrinos… como poca gente podía hacer. A pesar de que los últimos años fueron duros, siempre haciendo lo posible para que fueran llevaderos. Cuando las cosas empezaban a ir de cara, se acaba todo.

Ahora, descansa en paz, junto al abuelo, al que siempre quisiste y tanto echaste de menos. Te llevamos dentro, te queremos.