Como un elefante en una cacharrería

2 Mar

Que entraste allí como un elefante en una cacharrería, lo pusiste todo patas arriba, y que tu huella sonriente perdurará durante mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *