Citas de “El amor no es nada del otro mundo”

14 Ene

Citas y fragmentos de “El amor no es nada del otro mundo”.

Mira, Mandy…, no sé qué decirte. Supongo que siempre pensamos que la elección desechada es la correcta. Que la felicidad está al final del camino que no tomamos. Debe de tratarse de alguna ley de la física cuántica. No le des demasiadas vueltas.

 

Ismael se sintió todavía más solo, como el náufrago que contempla desde su balsa una lluvia de estrellas fugaces y piensa que son demasiadas para quien tiene un solo deseo.

 

¿Acaso no es eso lo que todos hacemos cuando nos enamoramos? Ponemos en un pedestal a la persona amada, construimos una versión ideal de ella, y es a ese ideal al que amamos, no a la persona real. Pero, antes o después, la verdadera persona acaba revelándose bajo ese ideal, y entonces…

 

Los búhos serenos ululan al anochecer —enunció el informático aplicadamente. —Para que la soledad de la noche los envuelva con su manto.

 

Por supuesto que el amor ha de ser una experiencia agradable, de eso no hay duda, pero, por desgracia, está sobrevalorado. El amor no es la respuesta a todo, ¿sabes? El amor no es una terapia para superar traumas o complejos, ni un escudo que uno pueda usar para enfrentarse al mundo, ni un disfraz con el que pavonearse frente a los demás. En definitiva, el amor debe hacerte feliz, por supuesto, pero no es la llave de la felicidad, porque, obviamente, si la felicidad dependiera de algo tan caótico, incomprensible y voluble, entonces estaríamos todos jodidos, ¿comprendes? —Apoyó las manos sobre la mesa y se inclinó ligeramente hacia él—. Lo que intento decirte es que… el amor no es nada del otro mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *