Letra de Cuarteles de Invierno – Vetusta Morla

16 Ene

Hace unos días descubrí Cuarteles de Inverno de la mano de @Compotita. Vetusta Morla es un grupo con letras de canciones bastante peculiares, de hecho si se bucea un poco por Internet es fácil descubrir decenas de artículos en los cuales se intenta arrojar luz sobre el significado de las mismas. A mí me gustó especialmente su canción Los buenos, que estaba en un disco llamado los Ríos de Alice y que escuché en bucle mientras estudiaba un máster. Era un disco instrumental y el colofón al mismo era esa canción, que me parecía bastante bonita.

De “Cuarteles de Invierno” me gusta la parte de

Fue tan largo el duelo que al final,
casi lo confundo con mi hogar.

Como en todo, es cuestión de gustos. La canción está bastante bien y como viene siendo habitual, dejo un vídeo y la letra. Y si no le habéis dado una oportunidad a Vetusta Morla, estáis a tiempo.

Letra de Cuarteles de Invierno

Una caja de recuerdos
y fiestas de guardar.
Media vida en cada intento
y la otra media en pinzas de metal.
Ya es un clásico,
seguir la zanahoria con tu aliento aquí detrás.

Un desorden milimétrico
me acerca hasta el lugar.
Lleva a cabo mi propósito
de ser cuchillo y presa a la par.
No es tan trágico,
jugar con la distancia y heredar su soledad.

Cuarteles de invierno
rompiendo su silencio.
Muñecas de hielo,
testigos de este encierro.
Fue tan largo el duelo que al final
casi lo confundo con mi hogar.

Botiquines para amnésicos,
leyendas de ultramar.
Soldaditos pre-soviéticos,
sellé mi Guerra y Paz particular.
Hay un misterio
de mapas que no llevan al tesoro
ni a epicentros
a punto de estallar.
Son las leyes de la física
y el tiempo no se pone en mi lugar.
Ya es un clásico,
perdí el salvoconducto y ahora espero al emisario…
que nunca llegará.

Cuarteles de invierno
rompiendo su silencio.
Muñecas de hielo,
testigos de este encierro.
Fue tan largo el duelo que al final
casi lo confundo con mi hogar.

Por mucho que vuelvo
no encuentro mis recuerdos.
Los busco, los sueño;
lo propio ya es ajeno.
Cayeron los bordes
y el vaso ya está lleno.
Y ahora sólo intento vaciar.
Sólo necesito despegar.
Fue tan largo el duelo que al final
casi lo confundo con mi hogar.

Donde todo empieza – Fito

14 Sep

Hay momentos en que la música y sus letras son bálsamo para algunas heridas, es por eso que no pocas veces he escuchado mis canciones favoritas últimamente. Además, se acerca un concierto de Fito, por lo que hay desempolvar algunas canciones que a veces se quedan por ahí. La letra de “Donde todo empieza”, de Fito, tiene algún fragmento que siempre me gustó, para muestra un botón:

Creo que los bares se deben abrir
para cerrar las heridas.
Y todas las noches me acuerdo de ti
y te olvido cada día.

Lo primero es más que evidente: cuando nos ahogamos en nuestras penas, intentamos combatir momentos de soledad y lágrimas con otros donde tener un alivio, como son los amigos y algún bar donde la cerveza anestesia temporalmente el dolor. Lo segundo sucede también, porque cuando hay días en que parece que mientras el sol es visible los recuerdos están a raya y apenas hacen aparición; según la noche va tomando fuerza, nuestros demonios también.

Y aquí dejo el vídeo y la letra de “Donde todo empieza” de Fito y Fitipaldis. Por cierto, siempre me ha encantado el saxo en estas canciones.

Letra “Donde todo empieza” – Fito y Fitipaldis

Puede que no valga la pena
escribir tan lejos de la poesía.
Todas las palabras que te quiero decir
se me rompen enseguida.
No me quedan flores,
me arrancaron la raíz,
se pisaron las semillas.
Me di cuenta tarde que te perdí
por pensar que te tenía.

Creo que los bares se deben abrir
para cerrar las heridas.
Y todas las noches me acuerdo de ti
y te olvido cada día.
Y vuelvo a ser un loco
para sobrevivir a la locura de la vida.
Muchas veces la cabeza y a menudo la nariz
y una voz que me decía:
Déjate llevar
si el alma te lleva.
Duele el corazón
cuando te lo dejas
cerca del final
donde todo empieza.

Donde todo empieza.
Donde todo todo empieza.
Donde todo empieza.
Donde todo todo empieza.

Donde todo empieza.
No me sale bien la cuenta de la vida.

Donde todo empieza.
O me sobran noches o me faltan días.

Donde todo empieza
Todos los minutos que no he estao contigo.

Donde todo empieza.
Ahora son demonios que viven conmigo

Donde todo empieza.
Puedes encontrarme cerca del final.
Donde todo empieza.
Porque todo empieza cerca del final.
Donde todo empieza.
Puedes encontrarme cerca del final.
Donde todo empieza.
Porque todo empieza cerca del final.
Porque todo empieza cerca del final.

Nunca será siempre – Bely Basarte junto a Rayden

12 Sep

Buceando entre las maravillosas canciones de Rayden de las que he dejado por aquí algunos retazos, encontré el otro día una colaboración que hizo para Bely Basarte, a quien no conocía. Esta canción me encanta, mitad historia mitad música, poesía y una maravilla para los oídos. La voz de Bely quizás no alcanza su máximo esplendor en “Nunca será siempre”, os recomiendo que escuchéis algunas de las múltiples canciones que hay en el canal de YouTube de Bely Basarte y disfrutéis de su voz. Hay un vídeo de la parte puramente musical donde realmente se ve la historia que se cuenta en la primera parte, debéis verlo luego aquí y entenderéis lo bonito que es (estoy ñoño, sí).

Y ahora, como viene siendo habitual, dejo el vídeo y la letra de Nunca será siempre, con Rayden contando la historia y luego Bely poniendo voz a la música. Los tres minutos de canción os dejarán con ganas de más, os lo aseguro. Ya a modo personal, me siento Nunca en la historia inicial. Creo que es fácil que reconozcáis a varios Nuncas y Siempres entre las personas que os rodean.

Os dejo con la magia.

Letra de Nunca será Siempre – Bely Basarte feat Rayden

Érase una vez la historia de un niño y una niña, el niño se llamaba Siempre y era una persona soñadora, aventurera, que creía que todo lo que veía no era todo lo que había en realidad y que había algún lugar donde las leyendas cobraban sentido.

Por contra, estaba Nunca. Nunca era una persona pesimista, una persona realista, una persona que solo se fiaba de aquello que podía comprobar y constatar con sus propios ojos y que no se creía ni historias ni cuentos.

Entonces, llegó un día en que Siempre se acercó a Nunca, y le dijo que su mayor sueño en la vida era viajar y llegar hasta el sol. Ella dijo “No podrás, si saltas te vas a caer, o lo que es peor, si llegas te vas a quemar”. Supongo que ella lo que intentaba era ser la cuerda del globo de los pájaros que tenía en la cabeza Siempre, pero tal era el peso de sus sueños y tantos pájaros tenía en la cabeza, que llegó un día en que todos a la vez emprendieron el vuelo y Siempre se perdió en mitad del cielo.

Hay quién dice que llegó, otros que se cayó, incluso hay quién dice que cumplió su sueño, pero de todo esto que pasó, Nunca, nunca lo supo porque echó raíces en el suelo. Y es que si siempre te dices nunca, nunca será siempre.

El nunca seré siempre,
nunca digas nunca porque siempre se arrepiente.
Miente mas que habla bla bla bla, siempre miente,
buscando los retales que esconde su bajo vientre.

Siempre fui de frente y nunca fui valiente,
quizás por el miedo a perderte, no supe tenerte.
Tentarte como la serpiente nunca supe amarte,
sábanas frías para un cuerpo de sangre caliente.

Porque porfías por favor mejor estate ausente,
como una estatua, como el tattoo de un adolescente.
Desobediente como noche y día, vida y muerte,
luna menguante, luna llena, como el sol naciente, insignificante.

Siempre quise ser gigante,
rozar las nubes cuando subes y cambiar de ambiente.
Notar el viento en el semblante, notarlo sonriente,
Y así olvidar al don de gente y a sus semejantes… para siempre.

Nunca será siempre,
nunca digas nunca porque siempre se arrepiente.
Miente más que habla bla bla bla, siempre miente.
Cuando dices hasta nunca, o cuando dices para siempre.

Después del naufragio – Fito y Fitipaldis

8 Sep

No he escuchado las suficientes veces el último disco de Fito, pero me parece que sin duda ésta es una de las joyas que quizás pase desapercibida. Porque alguna vez habrá que cantarla, antes o después, porque es ley de vida. “Huyendo conmigo de mí”, aprendiendo tantas cosas…

Después del naufragio – Fito y Fitipaldis

Desperté y salí de la sombra.
Me curé cada hueso y empecé
a olvidar noche a noche, los recuerdos;
los abismos donde nunca volveré.

Escuchando en oscuros callejones,
las canciones que se pierden en la cara B.
Fui mirando y revolviendo los cajones.
Y desperté…

Me cansé de las horas infelices,
me acabé la botella y escuché
que no hay dolor más insoportable
que el que admites;
que no sea lo que no tenga que ser…

Y después del naufragio,
¿de qué sirve estar tan triste?
Nunca juraré que no vuelva a suceder.
Sabes que cuando canto
nunca piso tierra firme.
Ven rescátame, ven rescátame otra vez…

Ven rescátame
aunque vuelva a suceder.
Ven rescátame
y abandóname después.

A mi yo de ayer – Rayden

7 Sep

Unas entradas atrás hablé de esta canción, ahora lo justo es que ponga aquí de nuevo el vídeo y su letra. “A mi yo de ayer”, cuántas veces nos habría venido genial que nuestro yo del futuro nos diera una palmadita en la espalda y nos dijera que todo irá bien.

A mi yo de ayer – Rayden

Hola, tú a mí no me conoces,
aunque yo a ti sí,
como la palma de mi mano.
Y sé que tendrás muchas preguntas,
y muy pocas certezas.
Así que…

Me pregunto si me oyes todavía,
si queda algo de ti en mi lejanía.
Yo que soy el fruto de tus fallos y virtudes,
tus derrotas y victorias, tus aciertos y manías.
La suma de tus noches y reproches de tus días.
La resta de tus gestas, de tus idas y venidas.
Por si me contestas a preguntas con preguntas
te diré que hay respuestas que no serán respondidas.
Que sepas que la ira caduca pero contamina,
que no hay camino sino estela de los que caminan,
sin quitamiedos.
Que te podrás llevar el palo de tu vida
o llegar a donde nadie llegó ni en sus sueños.
No hay imposibles, solo improbables,
para que cobardes no se atrevan presos por el miedo.
No dejes que nadie te diga que no hagas esto, aquello,
que no sirves ni que vales, porque vales más que ellos.

¡Eh! No quieras compararte,
nunca es demasiado tarde para que alguien rectifique.
Que la gente ya no busca espejos donde mirarse,
solo malos ejemplos que los justifiquen.
Que la línea que más cuides sea la de tu sonrisa,
y que sea más curva cuanto más la cuides.
Y que todo el que te mire vea
que la vida se mide en los momentos en los que te sientes vivo
Así que, ¡vive!

A mi yo de ayer:
Lo siento si no fui lo que quisiste ser,
te juro que lo hice lo mejor que supe hacer.
Intenté crecer feliz en este mundo cruel,
quise cambiar el planeta y llevarlo al papel.
Aunque si hago mala letra para hacer el bien,
esto sé que no es gran cosa,
pero has de saber
que el día de mañana podrás conocer mi bien.
A mi yo de ayer.

Trata de decir siempre lo que sientes,
siempre lo que pienses realmente.
No digas todo lo que piensas,
pero piensa todo lo que dices.
Diferencia entre gente normal y la corriente.
Que los amigos y amores vienen y van,
pero solo los verdaderos al final se quedan.
Que jamás cambies lo que más ames en vida
por lo que en el momento deseas
se pasa y la vida es pasajera.
No prometas feliz, no respondas enfadado,
ni decidas con el día gris.
Perdona rápido, agradece lento.
Quiere de verdad contento
y nunca dejes que no te vean reír.
Duerme menos y sueña más, sueña despierto,
con ojos abiertos los sueños se hacen realidad.
Que las mejores cárceles no tienen vallas,
y los peores ángeles no tienen alas
pero saben volar.

No des nada por supuesto,
siempre se está a tiempo para esbozar un ‘perdón, lo siento’.
Que perder es otra forma de ganar.
Que en este mundo superficial
lo que importa está cubierto.
Que no hay dolor ni error que no enriquezca,
como la piedra con la que tropiezas y repites.
Por eso pide que te quieran cuando menos lo merezcas,
Posiblemente sea cuando más lo necesites.

A mi yo de ayer:
Lo siento si no fui lo que quisiste ser,
te juro que lo hice lo mejor que supe hacer.
Intenté crecer feliz en este mundo cruel,
quise cambiar el planeta y llevarlo al papel.
Aunque si hago mala letra para hacer el bien,
esto sé que no es gran cosa,
pero has de saber
que el día de mañana podrás conocer mi bien.
A mi yo de ayer.

Que quien te quiere también daña.
(Ayer)
Que hay miradas que lo dicen todo
y ojos que no dicen nada.
(Nada)
Que se coge antes a un cojo
ya que un mentiroso también es hombre de palabra.
(De palabra)
Que la apariencia engaña,
que a veces la mayor sonrisa
esconde tras de sí una doble cara.
Que todo lo bueno y lo malo se acaba.
Por eso disfruta como si no hubiera mañana.

Y sí, sé que podría decirte el número premiado de la lotería, o incluso
decirte cuál de las mujeres será la única que te acompañará el resto de
tu vida. Pero ni yo mismo lo sé y si te lo dijese no llegarías a ser yo.
Así que quiere, déjate querer, supera, disfruta, aprende, que todo llega.