La vida académica

5 Ene

Vía el blog de @Rinze, Las penas del Agente Smith, encuentro esta viñeta humorística de la vida académica, que me parece bastante acertada. Sin embargo, si me permitís la licencia, diría que para ser real del todo, y que se ajustara a lo que muchos sufrimos en universidades públicas con profesores pleistocénicos, entre la fase de “comprensión” y la de “logro”, faltaría un bucle de n suspensos, siendo n proporcional a la edad del profesor, lo bueno que se cree, y las pocas ganas de adaptar su temario. Ojo, hay honrosas excepciones.

Chicas como cartones de leche

7 Oct

Reflexión de Barney sobre la decadencia física de Robin (aplicable a chicos y chicas) en Como conocí a vuestra madre:

“Robin, las chicas sois como los cartones de leche. Cada una tiene una fecha de caducidad de estar calentorras, y la tuya está llegando. No estoy diciendo que todavía no vaya a haber chicos ocasionales que abran la nevera, echen un vistazo, den un resoplido, se encojan de hombros, y tomen un sorbo de todos modos. Pero todo va cuesta abajo.”

Unicornio rosa invisible

26 Oct

Paseando por Internet te puedes encontrar con numerosas referencias a seres y personajes variopintos, y hoy voy a hablar de uno que me hizo especialmente gracia: El Unicornio rosa invisible.

¿Qué es el Unicornio rosa invisible? Un supuesto Dios, que es utilizado para cachondearse de los creyentes de otras religiones. El hecho de que sea invisible y rosa es paradójico e irónico, y juega con el hecho de que los dioses “de verdad” son omnipresentes e invisibles. Toda esta historia nació en 1990, fruto del ingenio de Steve Eley:

Los unicornios rosas invisibles son seres de gran energía espiritual. Lo sabemos porque son capaces de ser a la vez rosas e invisibles. Como todas las religiones, la religión de la Unicornio Rosa Invisible se basa en la lógica tanto como en la fe. Tenemos fe en que los unicornios son rosas; y por la lógica sabemos que son invisibles, ya que no podemos verlos.”

Suele aparecer en foros donde se habla de religión, creyentes y ateismo, y su aparición consigue sacar las carcajadas de los ateos (mismamente yo) y el enfado monumental de los creyentes.

Si te aburres y buscas un Dios, este mola bastante.