Agostos diferentes

24 Ago

Podría haber publicado esta entrada con las cientos de palabras que hablaban de los viajes y promesas cumplidas de este mes. Que fui a Mallorca y volví a ver tras 9 años a una persona fantástica, que estuve unos días haciendo travesuras en la playa de Alicante, que cumplí un año en el gimnasio demostrándome que aún me queda fuerza de voluntad. También que me acuerdo del año pasado en Edimburgo, que me acuerdo de las lecciones de la vida de Marzo, que desde Diciembre no duermo bien y cada vez lo hago menos… Podría haber publicado una entrada que lo contaba todo, pero simplemente no me gustó.

Quizás este año sea cuando más promesas haya cumplido, a pesar de que falta mucho para que termine, porque algunas situaciones me cambiaron. A veces me da la sensación de que me estoy curando en salud, y que me estoy despidiendo de todo. Que simplemente estoy haciendo lo que alguna vez tuve que hacer y no hice. Sea lo que sea, es agosto, es diferente. Y pasados unos días de letargo, toca volver a despertar. Últimamente me acuerdo mucho de One Tree Hill…

 

Han pasado cincuenta años, cincuenta largos años desde que he hecho esto. Mirando atrás a lo que dije hace tantos años, a todas las esperanzas y sueños que tenía; he llegado a la conclusión de que si las cosas pasaron de la forma en que quería, y eso es la medida para una vida de éxito, entonces algunos dirán que soy un fracaso.

Lo más importante es no amargarse ante las decepciones de la vida. Aprender a dejar ir el pasado. Y reconocer que todos los días no serán soleados, y que cuando te encuentres perdido en la oscuridad y la desesperación, recuerdes que sólo en la oscuridad de la noche puedes ver las estrellas. Y esas estrellas te llevarán de vuelta a casa. Así que no estés asustado de cometer errores, o de tambalearte y caer, porque la mayor parte del tiempo las mejores recompensas vienen de hacer las cosas que más temes.

Puede que consigas todo lo que deseas. Puede que consigas más de lo que nunca has imaginado. Quién sabe a dónde te llevará la vida. El camino es largo, y al final, el viaje es el destino.

 

 

2 thoughts on “Agostos diferentes

  1. Tienes la capacidad de poder conseguir lo que te apetezca, vuelvo a decir que nos sorprenderia para bien, la reaccion de la gente, cuando nos relajamos y hacemos y decimos lo que nos apetece. Ademas que es bastante divertido jeje…has empezado a dejarte llevar, sigue que nos lo pasemos bien 😉

    • Me alegro mil porque la vida te sonría 😀

      Hago lo que puedo, e intento no quedarme con cosas por decir y por hacer. Pero eso no quita para que a veces me duela ver que a lo largo de los años, las cosas donde más empeño he puesto, sean las que no haya conseguido. Mientras tanto, no me queda otra que no lloriquear, y seguir hacia delante siempre que pueda.

      ¡Disfruta de la vida! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *