Era un soplo de aire fresco

18 Ago

Era un soplo de aire fresco.
Una caja de sorpresas inquieta que siempre guardaba algo nuevo en su interior.
Era diez voces hablando a la vez en solo una, rápida y volátil.
Una sonrisa preciosa que escondía pequeñas y divertidas maldades.
Un remolino de actividades e ideas.
La cura a las heridas de años ha.
La paciencia ante todo lo que surgió y debiera de surgir.
Un cuerpo bonito escondido tras vestidos que la hacían brillar con luz propia.
Ganas de bailar, cantar y arder.
El afán de superación en cualquier ámbito de la vida.
También la suma de tristezas y daños varios, aunque no se vieran en la superficie.
Era estornudos tras cambios de luz.
Era una voz fuerte que guardaba los tesoros que había en su interior.
Pero a la vez una voz dulce repleta de travesuras.
Era inteligencia y saber hacer.
Era vida incluso para los que no parecíamos tenerla…

One thought on “Era un soplo de aire fresco

  1. Pingback: Se marchó el 2015 | Un lugar para conspirar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *